Claves para que estas navidades no suban kilos en tu báscula

Las fiestas navideñas son días de reuniones familiares y celebraciones con los seres más queridos pero, no dejes que acaben en una pesadilla por llegar a finales de año con kilos de más.
La gran mayoría trata de compensar los excesos cometiendo grandes errores que no ayudan para nada, sino al contrario. Por esto, os damos unas recomendaciones para que estas navidades no se repita lo mismo de cada año.

¡Aunque estés de celebración, no olvides que debes cuidar tu alimentación y tu salud!

  1. No saltarse el desayuno y hacer un ligero tentempié a media mañana te ayudarán a no llegar a la comida familiar con una hambre desmesurada y evitarás comer desmesuradamente o picotear.

  2. No cenar no es la mejor solución para compensar el exceso de comida del mediodía.
    Apuesta por sopas o cremas de verduras y especies que, además de ser ricas en antioxidantes y fibra, son de fácil digestión, aportan pocas calorías, te nutren, te hidratan y te sacian el apetito.

  3. No abusar de los turrones o los dulces aunque sean “sin azúcar”.
    Es verdad que son muy buena opción para el control de peso porqué contienen menos calorías, grasas y azúcares pero no son libres de ellos, por lo que se debe controlar mucho su ingesta.

  4. Hacer un poco de ejercicio cada día, aunque solo sea salir a dar un paseo por la ciudad o dar una vuelta en bici. Quedarse en casa toda la tarde y estar sentados delante de la mesa puede ser un peligro y una gran tentación. Además, moverte te ayudará a quemar los excesos.

  5. Evitar los alimentos más calóricos y ricos en grasas. Evidentemente, no se trata de no comer nada pero, sí saber escoger los alimentos que contengan menos calorías y menos cantidad de grasas como puede ser el pescado o el marisco.

  6. Controlar la ingesta de bebidas con gas, azucaradas o con alcohol ya que contienen muchas calorías.

  7. Consumir alimentos ricos en fibra para aumentar la sensación de saciedad. Por ejemplo, puedes acompañar los platos con verduras al horno o salteadas y comer un postre preparado a base de frutas como puede ser una macedonia.

  8. Ahorrar calorías con salsas ligeras. Por ejemplo, se pueden sustituir las mayonesas por cremas de verduras, salsas de yogur, salsas de setas y champiñones, salsas de frutos rojos, etc. Todas ellas elaboradas con una base de verduras o frutas y otros ingredientes bajos en grasa como la leche o los yogures desnatados.

  9. Controlar el tamaño de los platos y ajustar las raciones.
    Es muy común en las fiesta navideñas llenar los platos al máximo y comer hasta no poder más. Es importante comer despacio, masticar bien y saborear la comida.

  10. Reservar los excesos para los días puntuales de fiesta. Empezar a comer turrones, mazapanes y polvorones, unas semanas antes de las fechas señaladas y terminar quince días después, es bastante común y por supuesto que es el principal responsable de un aumento de peso descontrolado. Por tanto, es muy importante saber poner límites y no convertirlo en un hábito de diario.

¿Vale la pena tirar todo el trabajo hecho durante largos meses de sacrificio?

¡No te dejes llevar y contrólate!

Compartir

comments powered by Disqus