FRUTA ¿CÓMO Y CUÁNDO?

A menudo escuchamos consejos de cómo y cuándo debe comerse la fruta “sola, acompañada, de postre, por la noche …” o bien, leemos artículos sobre qué tipo de fruta debemos comer cuando estamos a dieta “manzana sí, plátano no…” pero, ¿qué hay de cierto entre todas estas afirmaciones?

Bien, en este post de hoy, os damos algunos consejos para el consumo correcto de fruta y vamos a desmitificar algunos de los grandes mitos que corren hoy en día por internet, revistas o redes sociales.

PARA UN CORRECTO CONSUMO DE FRUTA …

  • Combinar la dieta con un poco de ejercicio físico. Pues la vitamina C que nos aportan muchas frutas se aprovecha más cuando se acompaña de ejercicio moderado y regular.

  • Consumir fruta que no esté muy madura porque cuanto más madura es, más azúcares contiene. Si se nos pasa un poco la fruta, es conveniente acompañarla de algún alimento, como pueden ser los frutos secos, para enlentecer la absorción de los azúcares, reducir la secreción de insulina y, por tanto, evitar el aumento de peso.

  • Comer fruta de temporada porque el tiempo que transcurre entre su recolección y su consumo es menor y, por tanto, el contenido de vitaminas será más elevado.

  • Si pelamos la fruta, debemos hacerlo de manera muy fina porqué las vitaminas se encuentran muy cerca de la piel y podríamos perder gran parte de éstas.

  • La fruta no se debe comer demasiado fría para que los enzimas digestivos no pierdan eficacia.

  • Una vez pelada la fruta no debería pasar mucho rato hasta que se consume para evitar la pérdida de nutrientes.

  • No abusar de los zumos y potenciar el consumo de frutas enteras ya que, la fibra que contiene la pieza entera enlentece la absorción de azúcares, el índice glucémico (capacidad que tiene un alimento de aumentar los niveles de azúcar en sangre) es más bajo y la sensación de saciedad es mayor. En cambio, al preparar un zumo o un licuado, perdemos gran parte de la fibra.

ACLARANDO MITOS …

“Es recomendable comer solo fruta para cenar”

Comerse 3 o 4 piezas de fruta para cenar es una costumbre que mucha gente adopta cuando quieren perder peso y éste es un gran error. No olvidemos que la fruta tiene un alto contenido de azúcares de absorción rápida y un exceso de azúcar favorecerá el aumento de peso.

“La fruta de postre engorda”

Una determinada fruta tiene las mismas calorías siempre, se tome antes o después de la comida. En todo caso, lo que engordaría es todo el conjunto de alimentos que se ha llegado a comer en una misma comida.

“La fruta debe tomarse siempre sola”

Muchas personas creen que la mejor manera de tomar fruta es aislada de las comidas pero no siempre es así. Si la acompañamos de otros alimentos, evitaremos una rápida absorción de los azúcares y conseguiremos una mayor y duradera sensación de saciedad.

“El plátano engorda”

100 gramos de plátano contienen aproximadamente 83 Kcal, pero tenemos que pensar que si escogemos un plátano pequeño, éste no llegará a pesar ni 100gr. En cambio, si lo comparamos con una manzana, ésta sólo contiene 46Kcal por cada 100 gramos de alimento pero, su peso real es del doble. Por lo tanto el contenido en calorías será similar, tanto si nos comemos una manzana como si comemos un plátano.

Además, a parte de contener vitamina C y vitamina B6, entre otros minerales y vitaminas, el plátano es especialmente rico en potasio y triptófano, lo que hace que sea clave para personas con niveles de ansiedad elevados o deportistas.

DÉJATE ACONSEJAR POR UN BUEN PROFESIONAL Y NO CAIGAS EN LAS MODAS

Compartir

comments powered by Disqus