¿DIETA SIN GLUTEN? ¡SÓLO SI LO NECESITAS!

¿Porqué mucha gente se une a la dieta SIN GLUTEN sin ser intolerante, alérgico o tener sensibilidad a éste?

Actualmente, y cada vez más, se está poniendo de moda hacer una dieta sin gluten porque se cree que "puede mejorar el rendimiento en deportistas, porque adelgaza, porque es mas saludable, porque te sientes mejor…"

¿ES VERDAD O ES CUESTIÓN DE MODAS?

La realidad es que miles de personas han empezado o se están planteando hacer una dieta sin gluten simplemente porque deportistas de referencia o celebritis la están siguiendo y la han recomendado, pero la mayoría de éstos no saben exactamente qué es el gluten.

El gluten no es sinónimo de pan o de trigo, y tampoco es un tóxico… El gluten es una proteína que encontramos en muchos cereales (trigo, cebada, centeno, espelta, kámut, avena y triticale) pero, para hacer una dieta sin gluten no basta con eliminar todos estos cereales de la dieta, ya que existen muchos alimentos que por su naturaleza no contienen gluten pero han sido elaborados con harinas, espesantes, salsas o condimentos que sí lo contienen.

Esto significa que las personas que deciden excluir el gluten de sus dietas dejan de comer muchos alimentos que son importantes para una alimentación sana y equilibrada y, además, esto supone un control exhaustivo de todo lo que se come y cómo se prepara, lo que imaginaros el cambio de vida que puede suponer! Si no, preguntarlo a las personas que son intolerantes, sensibles o alérgicas al gluten y están obligadas a hacerlo durante toda su vida.

Hacer una dieta sin gluten cuando no es necesario puede llevar a desajustes nutricionales. Pues, se eliminan de la dieta muchos alimentos que son muy beneficiosos para la salud y, lo peor del caso es que, éstos se sustituyen por otros alimentos que tienen una composición nutricional que dejan mucho que desear.

El gluten es una proteína que confiere textura y ayuda a ligar la masa del pan, pastas, cereales... Por tanto, a los productos que no contienen gluten, se les tienen que añadir otros ingredientes para conseguir este mismo efecto y que sean agradables, tanto de sabor como visualmente. Por ejemplo, se les añaden mas grasas, aditivos y muchos otros ingredientes que, en vez de beneficiar, pueden llegar a ser todo lo contrario.

Tu mismo puedes comprobar que el listado de ingredientes de un pan sin gluten no tiene nada que ver con un pan normal:

PAN NORMAL

PAN SIN GLUTEN

¿Y qué pasa si miramos la tabla de composición?

Si comparamos la tabla de composición de un pan con gluten y uno sin gluten, nos damos cuenta de que el pan sin gluten puede llegar a tener el doble y el triple de grasas que el pan normal, menor cantidad de proteinas, el doble de sal...

Visto esto, ¿tiene ningún sentido eliminar el gluten de la dieta si no hay un diagnóstico previo que así lo indique?

¡Tu decides!

Compartir

comments powered by Disqus