¿TIENES PENSADO QUEDARTE EMBARAZADA? ¡DALE PRIORIDAD A TU ALIMENTACIÓN!

Si estás pensando en quedarte embarazada, ahora es el mejor momento para aprender a comer y conocer cuáles son las pautas para seguir una dieta equilibrada y sin carencias nutricionales.

En el post de hoy, vamos a resolver todas las dudas sobre cómo debe ser la dieta de una futura mamá!

Primer de todo, debes saber que una buena alimentación es clave para preparar tu cuerpo antes de tu embarazo. No solo debes cuidarte durante los nueve meses de gestación o durante el período de lactancia.

En el período pre-embarazo debes llevar una dieta equilibrada y potenciar algunos nutrientes que a continuación detallo:

Durante esta época de preparación, la dieta debe ser completa y variada, prestando especial atención a la vitamina E, vitamina A, vitamina B6, ácido fólico, hierro, y zinc.

VITAMINA E “VITAMINA DE LA FERTILIDAD”:

Como ya se ha comentado en artículos anteriores, la vitamina E es un potente antioxidante que evita la oxidación de las células, da estabilidad a las membranas y nos protege de patologías cardiovasculares.

Principales fuentes de esta vitamina son: germen de trigo, aceites vegetales, legumbres, aguacate, lechuga.

Una buena manera para aumentar el contenido de esta vitamina en la dieta sería aliñar las ensaladas con aceite de girasol con pipas o consumir pescados ricos en ésta.

VITAMINA A:

Es fundamental para mantener las mucosas en máxima calidad y, mas importante aún, conseguir una buena hidratación del óvulo fecundado.

En caso de déficit de vitamina A, no se daría correctamente el ciclo menstrual de la mujer ni la reproducción, dando lugar a problemas de infertilidad.

La vitamina A podemos encontrarla en el aceite de hígado de bacalao, en la yema del huevo, en las espinacas, en la zanahoria, en el perejil, en los lácteos y sus derivados.

VITAMINA B6:

El consumo de anticonceptivos orales puede provocar carencias de esta vitamina, por lo que debe asegurarse un buen aporte con alimentos como el germen de trigo, la levadura de cerveza, los cereales integrales, el pescado, la carne, los huevos, la soja, la leche o los frutos secos.

ÁCIDO FÓLICO:

Es importante que todas las mujeres en edad fértil hagan una dieta rica en esta vitamina. Pues tener en cuenta que una carencia de ácido fólico puede provocar anemias megaloblásticas y malformaciones en el tuvo neural del recién nacido, dado que los folatos son requeridos para la síntesis de ADN durante la división celular.

¿Qué alimentos contienen ácido fólico? La levadura de cerveza, las verduras de hojas verdes como las espinacas, la zanahoria, las legumbres, los frutos secos, los cereales, las ostras, los huevos y la carne.

HIERRO:

La tendencia natural a la anemia que se produce durante la gestación será menor si la madre empieza el embarazo con unos depósitos de hierro llenos.

Por este motivo, deberías potenciar alimentos ricos en hierro como son las legumbres, los frutos secos, la verduras de hoja verde, germen de cereales, levaduras o el cacao, sin olvidar, obviamente, la carne, el pescado y los huevos.

ZINC:

El atraso de crecimiento, la maduración sexual y muchas deficiencias inmunológicas están relacionadas con el déficit de este mineral.

Es importantísimo el consumo de alimentos ricos en zinc: germen de trigo, carne de caballo, marisco (gambas, langostinos, ostras), quesos curados, huevos, frutos secos y legumbres.

Cuando una mujer tiene problemas de fertilidad desconocidos, debemos reforzar la dieta con germen de trigo y polen, y no estaría nada mal que el hombre también lo hiciera. Pues el zinc es necesario para la activación de la testosterona, está presente en los espermatozoides y su déficit podría dar lugar a infertilidad.

A parte de controlar mucho la alimentación, es muy importante regular tu estado de ansiedad y, en caso necesario, son recomendables las hiervas o complementos naturales que disminuyan el estrés, la ansiedad o el nerviosismo.

En caso de que la mujer tenga sobrepeso, ¡éste es el momento para perder peso! No pretendas perder los kilos que te sobran durante el embarazo porque puede ser un riesgo, tanto para la madre como para la formación del feto.

La clave del embarazo es empezar con las mejores condiciones y, no olvides: ¡DEBES DAR TIEMPO DE ADAPTACIÓN AL CUERPO, NO ES UN PROCESO INMEDIATO!

En las próximas entradas del blog, seguiremos con la dieta para mujeres embarazadas

Compartir

comments powered by Disqus